Qualcomm y Google están colaborando para desarrollar una plataforma Snapdragon Wear impulsada por RISC-V para Wear OS de próxima generación, que proporcionará una alternativa a la arquitectura Arm.
RISC-V es una arquitectura de conjunto de instrucciones estándar abierta que permite a las corporaciones personalizarla como mejor les parezca, eliminando la dependencia de sus rivales.
Sin embargo, existe un motivo más convincente para que las empresas abandonen Arm, y Qualcomm tiene una de las razones personales más convincentes para hacerlo. Arm ahora está inmerso en una lucha legal con Qualcomm por su adquisición de Nuvia, lo cual no es ideal cuando está involucrado uno de sus mayores clientes. Además, la corporación ha sido bastante volátil. SoftBank, el propietario de la empresa, intentó venderla a Nvidia, pero el trato fracasó y la empresa recientemente salió a bolsa.
RISC-V está ganando fuerza como alternativa a la dependencia occidental, y corporaciones como Google y Alibaba ya lo utilizan en sus productos.
Fuente: Qualcomm Tags: Tecnología, Qualcomm, Google, RISC-V Snapdragon Wear, Wear OS, Nuvia